Fibromialgia, infertilidad y embarazo

infertilidadComo ya sabemos, la fibromialgia afecta en su mayoría a mujeres mayores de 40 años, pero hay muchas más jóvenes en edad de quedar embarazadas. Los dolores y demás síntomas de la enfermedad hacen que muchas mujeres se piensen mucho el tema de ser madres, y tienen muchas dudas y miedos al respecto.

Espero que este pequeño artículo y sus referencias te ayuden a tomar la decisión correcta.

Infertilidad

Aunque no hay estudios sobre la fibromialgia en relación a la fertilidad de la mujer, se sabe que una mujer con fibromialgia puede tener problemas para quedar embarazada debido a su estado anímico y emocional, es por eso que se recomienda la relajación y meditación para quedar embarazada, así como un seguimiento terapéutico.

Además de esto, es muy importante el seguimiento médico y ginecológico y una exaustiva evaluación de la situación y del porque del problema de infertilidad.

Embarazo

Como he comentado anteriormente, las mujeres con fibromialgia tienen muchas dudas y miedos a la hora de decidir si ser madres o no lo que les puede causar infertilidad sin causa aparente, pero también puede afectar durante el embarazo.

Los principales miedos son que los síntomas se agraven y que la medicación pueda afectar al desarrollo el bebé.

Sobre si se agravan los síntomas, decir que hay opiniones encontradas, quizás porque la fibromialgia no afecta igual a todas las mujeres. Hay quien dice que empeoran los síntomas y otros dicen que debido al aumento de hormonas, cortisol y serotinina los síntomas se apaciguan.

En cuanto a la medicación, siempre es bueno reducirla si es posible, pero existen medicamentos específicos que son compatibles con el embarazo. Además, es conveniente reforzar la medicación, s0bre todo en caso de reducirla, con remedios naturales y algún tipo de ejercicio suave como el yoga, masajes o meditación.

En cuanto a los efectos para el bebé, decir que la fibromialgia no produce ningún daño al bebé.

En definitiva, una mujer con firbomialgia bien controlada y con un estilo de vida saludable, puede pensar en tener un hijo, eso si, siempre ha de consultar todas sus decisiones al respecto con su médico.

Puedes ver más información sobre este tema aquí http://afibro.org/2011/08/la-fibromialgia-y-el-embarazo/

Si te pareció útil el artículo te invito a compartirlo en las redes sociales para que otras personas se informen.

Principales problemas psicológicos que agravan la infertilidad

Aunque la mayoría de los casos de infertilidad femenina vienen por causas fisiológicas, los cuáles como que no se producen bien los óvulos, no hay suficiente espacio para que lleguen los espermas a través de las trompas de Falopio, el feto no podría desarrollarse bien el útero… una de las principales causas son psicológicas.

Así lo han demostrado varios estudios psicológicos, en los cuáles han encontrado que alrededor del 10% de los casos en los que una mujer no se queda embarazada se debe a problemas psicológicos, o lo que es lo mismo, que se encuentran en su mente.

Estrés

Una de las principales causas de infertilidad femenina es debido al estrés que la mujer sufre, pero no solo por el trabajo, sino también por la presión social y el deseo de quedarse embarazada.

Eso hace que se revuelvan las hormonas de su organismo e impida que se pueda quedar embarazada.

Depresión

La presión social y la misma preocupación por ver que no se queda embarazada puede provocar una depresión que reduzca drásticamente sus posibilidad de quedarse embarazada, pues igual que el estrés se produce una alteración de las hormonas del cuerpo.

Aislamiento

El sentirse que no puede tener un hijo en muchas ocasiones la mujer lo toma como una ofensa hacía su marido, y eso produce que se aísle, aunque su marido le intente insistir que no es culpa suya y que pueden llevarlo juntos. Eso provoca que cada vez más y más se reduzcan las posibilidades de quedarse embarazada.

Esconder los sentimientos

El ver que no se puede quedar embarazada por más que lo intente en una mujer puede provocar una enorme auto culpa, de modo que no debe esconder los sentimientos, sino que tiene que compartirlos con su pareja y con su familia para que la ayuden.

Prevenir la infertilidad

Aunque muchos casos de la infertilidad es provocado por razones genéticas, ciertas rutinas ayudan y actos realizados por las personas, tanto hombres como mujeres, acaban provocando que su cuerpo no sea fértil. A esta conclusión han llegado los expertos tras realizar varios estudios sobre este tema.

Para empezar el uso continúo del móvil, y la costumbre de muchos de tenerlo cerca de la pelvis hace que las ondas que este aparato emite afecte al sistema reproductor, tanto femenino como masculino, lo cuál lo convierte en la principal causa de infertilidad en el mundo.

Otras cosas para evitar la infertilidad, aplicado a ambos sexos, es no darse a menudos baños calientes con mucho vapor, pues esto afecta a la producción de esperma en los varones y hace que muchos espermatozoides mueran. Es bueno para la piel, pero hay que intentar no usarlo demasiado.

El ejercicio es bueno, pero siempre y cuando sea de forma moderada, pues un ejercicio con demasiada intensidad puede ser muy perjudicial para tu salud, lo mejor es que hagas ejercicio durante cortos periodos de tiempo, lo cuál además te permitirá mantener estable tu peso y que este no suba de forma considerable.

El alcohol, los cigarros, las drogas… e incluso el café puede perjudicar severamente tu organismo y producir infertilidad. Tomar una botella de cerveza de vez en cuando, así como fumar o beber café, una o dos tazas al día, no pasa nada, pero si se aumenta de forma considerable, mezclándolo con las drogas, puede ser altamente perjudicial. Lo mismo que automedicarse, no es algo nada recomendable para una persona medicarse sin leerse los efectos secundarios de los medicamentos.

Psicología aplicada a la infertilidad femenina

La noticia de que una mujer no es fértil no es tomado de buen grado por ella. Por mucho de que sus familias y seres queridos les digan que no pasa nada, la mujer se siente culpable y eso lleva consigo la aparición de una actitud negativa por parte de esta y muchas veces acaban en desgracia, por recurrir a la bebida, las drogas, el tabaco o a la gula…

Sin embargo, los psicólogos presentan varias herramientas para ayudar a la mujer a afrontar a este problema, como por ejemplo informarse sobre otras formas de ser madre, como la inseminación artificial, la fecundación in vitro, la donación de óvulos…

Lo más importante es hacer frente al problema con optimismo y pensar que es un reto al que puede hacer frente, además de controlar las emociones e intentar en todo momento distraerse para no pensar en el problema. Otra cosa fundamental es la de no desatender la relación con la pareja, además de compartir las emociones con ella para que ambos puedan combatir juntos esta situación.

La mujer sobre todo debe evitar las presiones sociales, no se tiene que preocupar porque los demás tengan hijos y ella no, sin antes haber probado todas las demás alternativas que tiene su alcance. Además, no debe caer en el aislamiento social, buscando cosas que puedan hacer que la entretenga junto a su pareja.

Estos son los principales consejos que un psicólogo dará a una mujer que esté sufriendo de ansiedad, depresión o estrés al enterarse de la noticia de infertilidad, pero además le dará uno más: “solo tú puedes escapar de esto que te corroe por dentro, seguir mirando hacia adelante”.